Espacios para compartir en grupo

Sótano

Un espacio amplio y adecuado para reuniones de grupo, charlas, etc… 

Espacios diversos para la oración

Ante Jesús

La presencia de Jesús en la eucaristía, el regalo de su silencio y sencillez, de su estar siempre contigo…

Ante la cruz 

Es la oración en soledad, ante la dureza de la vida, queriendo aceptar la voluntad de quien me acompaña en todo lo que me pasa… 

Ante María

Que reza con nosotros y nos acompaña, que nos muestra a Jesús, la Vida con mayúsculas.

Con las situaciones vulnerables

Nos acercamos a Dios a través de sus miradas. Dios nos habla y está presente en los conflictos y el sufrimiento de tantas personas. 

Con todas las criaturas

Alabar a Dios con la creación y las fuentes de la vida; también en la eucaristía nos encontramos con nosotros mismos y con los demás. 

Con imágenes e iconos

Dejándonos mirar por la belleza, la simplicidad, y la historia de una amplia colección en la que puedes encontrarte. 

Espacio para el silencio contemplativo

Capilla para el encuentro comunitario, la vivencia compartida con la comunidad.

En comunidad

La comunidad te ofrece sus espacios de oración en esta capilla, centro de la casa, que deja ver que es Jesús la columna central donde todo se apoya. 

Cabaña MIDBAR, para el silencio del desierto

Midbar

Quiere decir “desierto” en hebreo, y ha sido el lugar por excelencia en el que el pueblo de Dios reconoció y sintió la compañía silenciosa pero constante de su Dios.

Lo imprescindible

Cocina, cama, capilla, aseo, butaca, algunos libros de oración, y un jardín aislado, que favorece la experiencia de provisionalidad. 

Sencillez

Puedes venir el tiempo que quieras, con tu propio plan, o participar con la comunidad en su vida de oración. 

Espacios comunes para la lectura o el diálogo

Tiempo de reunión para escucharnos

Presentar unas vivencias a los demás es regalar parte del Dios que nos habita. 

Lectura espiritual

Puedes disfrutar con los maestros del espíritu, o con autores de teología espiritual. Regálate lecturas que alimenten tu espíritu. 

Acogida

Estás en tu casa, ponte cómodo, ¡qué bien que has venido y te has regalado este tiempo con Dios!

Espacio personal

Sencillez

Lo básico, lo necesario, sin distracciones. 

Silencio

Momento de apagar ruidos, acallar voces, entrar en ti. 

Alegría

De saber que no estoy solo sino habitado por alguien que me ama como soy. 

Terrazas, espacios abiertos, jardines

Dios se hace presente

Su huella está en cada hoja, en cada canto del pájaro, en cada brisa de aire suave. 

 Suscríbete